Tu estas aqui
Inicio > ejercicios > ¡El yoga facial realmente rejuvenece!

¡El yoga facial realmente rejuvenece!

yoga

De la misma manera que se acude al gimnasio para fortalecer el cuerpo o darle una mejor silueta, los músculos del rostro requieren de ejercicio. Hoy más que nunca es cotidiano experimentar los negativos efectos tanto del paso del tiempo como del ritmo agitado de la vida moderna; el cansancio y estrés suelen ser causal de perdida de tono y flacidez.

Es por ello que es casi seguro, que en algún momento se haya escuchado hablar o leído acerca del yoga facial como solución para mantener en plena forma la cara y repeler las arrugas ¡Conoce ya todo lo que esta modalidad puede hacer por ti!

¿Qué es exactamente el yoga facial?

El yoga es una disciplina que logra la oxigenación de cada una de las células del cuerpo mediante la respiración y los estiramientos; esto sin duda se refleja en la piel pues, entre otros aspectos, se incrementa el flujo sanguíneo que mejora la producción de colágeno, aportando por ende flexibilidad y elasticidad. Es por esta razón que aplicado al rostro, se convierte en una actividad ampliamente recomendada si se busca tonificar y reafirmar a través de una serie de movimientos y ejercicios faciales, esta parte tan importante.

Plan de ejercicios de yoga facial

El rostro se compone de más de 46 músculos y aunque parezca mentira los ejercicios del yoga facial están indicados para tonificar cada uno de ellos. Los pioneros en esta disciplina afirman que al igual que cualquier músculo inactivo y sedentario los de la cara, tiende a aumentar la proporción de grasa y perder la tonificación, lo que se manifiesta con descuelgues y pérdida de tono. Por tanto requieren ejercitarse, contraerse y estirarse si se quieren mantener tonificados, sanos y atractivos.

¿Qué es lo mejor de la práctica? Únicamente amerita 15 minutos al día para su práctica frente al espejo, en el carro o hasta viendo televisión. Tras las primeras sesiones, se evidencian los resultados, aunque después de cuatro semanas es cuando las diferencias serán notables.

Rejuvenecer y prevenir la flacidez; relajar y liberar el estrés; activar y tonificar los músculos de la cara; así como mejorar la circulación sanguínea y del oxígeno por el rostro para evitar la aparición de arrugas, y es que ¡Sus beneficios son muchos!

De igual manera alivia ciertos problemas que incluyen la parálisis facial, inconvenientes articulatorios, dificultad de dicción, o cicatrices retractiles, entonces ¿se necesitan más argumentos para iniciar con la rutina?

El broche final

Para completar la rutina, se aconseja un masaje facial para estimular la creación de colágeno y disminuir la velocidad del proceso de envejecimiento. Alguno de ellos es el Kobido o el masaje facial imperial, y otras técnicas orientales como los masajes con piedra de Jade de China o Ayurveda de India. Indiferentemente de cual se elija, brindan fortalecimiento y reafirmación de la musculatura facial, si se fusiona con la rutina diaria de ejercicios.

El más recomendable es el masaje Kobido gracias a su conocido poder ‘lifting’ natural, como resultado de la combinación de movimientos en cara, cuello y cabeza unido con técnicas de acu presión de puntos Shiatsu. Entre sus ventajas está la estimulación del sistema nervioso, logrando mejoría en la circulación de la sangre y el flujo linfático; adicional a que contribuye a la eliminación de toxinas, acelerar la renovación celular y estimular la producción de elastina y colágeno.

yogaposes
Amplia experiencia en el campo del yoga, la relajacion y meditacion, con este blog pretendo dar a conocer todos mis conocimientos relacionados con el yoga, posturas de yoga, poses de yoga, asanas, y mucho mas

Deja un comentario

Top